Reconocimiento a Elsia Cruz en el Teatro América


Por Roberto Rivera

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Los personajes de Elsie Pérez


ELSIE PEREZ

Esta dama representa de forma graciosa, dramática y filosófica la diversidad del ser humano. En cada personaje encarna una identidad distinta para que todos nos recreemos, pero que tambien reflexionemos. !Gracias, Elsie, por poner tu tiempo en el servicio a los demás! Eres toda una compañía de teatro en una persona.

Cristina Bazán…trama tonta, anuncio de principio a fin, poco romance…


El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez

Soy novelero, porque me fascina la creación humana en todos sus aspectos. Y recuerdo de niño y de jóven tantas novelas que vi de principio a fin con las que me emocionaban los parlamentos y las acciones de sus personajes.

Antes se decía que segundas versiones no son buenas. Seguimientos como el de Cristina Bazán captó la audiencia, las actuaciones eran buenas  pero estaba bastante flojita de lbreto. Me sorprendió la fortaleza del personaje de Jose Luis Rodríguez aunque algunas de las tomas que le hicieron a él e incluso a Yohana Rosaly no fueron las mejores.

La trama contenía una explicación del destino de los personajes después de más de tres décadas pero era simple y enfocada en una venganza tardía e incomprensible. El personaje de la sirvienta me pareció anacrónica a la suntuosidad moderna de la decoración de la casa y el uso de la tecnología que respaldaba las imágenes.

La proliferación de los anuncios incluídos dentro del set o explícitos también fue un peso innecesario. La lata de salsa Goya me recordó a la actriz que hizo de sirvienta (Lilliam Hurst)  cuando hacía comerciales de televisión. El trasfondo del Banco Popular tan estático y obvio fue el preludio de otros anuncios como cuando Cristina (Yohana Rosaly) dijo que afortunadamente su trasplante de riñón se lo cubría Triple S.

Entiendo que el llamado final no ofrece una secuencia lógica con la telenovela. Pienso que convertir el tema en un anuncio de Triple S afectó esta producción, que debió estar exenta de enfoques comerciales dentro de la presentación.

Poner comerciales dentro de un libreto desvía la atención a la médula del escrito. Si no había medios económicos para hacer el «Capítulo Final»  no debieron hacerlo, porque no vimos la pasión y siquiera la experiencia vital que supone toda trama. 

Tampoco al final hubo un beso apasionado, solo un beso de cariño entre dos viejitos. Pudieron mover la lengua dentro de su cabidad bocal para simular cercanía y entrega, pero parece que ambos estaban apagados dentro y fuera de sus personajes y que la motivación de los actores pasó a un segundo nivel.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.