Vocero| Carlos Beltrán, el educador

Por Carlos Narváez, EL VOCERO

 

El pelotero de 36 años, tiene desde hace unos años un serio pacto con la educación, y su proyecto, la Carlos Beltrán Baseball Academy

 

vr0102006-60pC-Beltran

Eric Rojas/EL VOCERO

 

 

FLORIDA –  Es temprano en la mañana, y luego de una rutina de entrenamiento, Carlos Beltrán le abre un espacio a una nueva pasión.

 

El otrora jardinero de los Cardenales de San Luis, y ahora nuevo integrante de los Yanquis de Nueva York, cambia –durante la temporada muerta-  el ‘dugout’ por un espacio más elegante en donde su compromiso va más allá de los jonrones, las impulsadas o una buena atrapada.

 

El pelotero de 36 años, tiene desde hace unos años un serio pacto con la educación, y su proyecto, la Carlos Beltrán Baseball Academy enclavada en el municipio de Florida, ya empieza a dejar ver sus frutos.

 

Para Beltrán, que hace unas semanas estampó su rúbrica en un contrato por tres años y $45 millones con la escuadra del dirigente Joe Giraldi, hablar de la institución que fundó en el 2009, le despierta un entusiasmo similar al que sentiría al estar de vuelta a una Serie Mundial.

 

“Yo sé lo que yo puedo hacer por mí, pero en lo personal siempre quise impactar de otra manera y esto me llena de mucha satisfacción”, dijo el manatieño.

 

“Aquí (la academia) me llena de satisfacción, porque ayudo a jóvenes que no tienen ninguna relación conmigo, pero que terminan siendo familia en el camino. Verlos echar hacia delante es la palmada que recibimos en la espalda y que nos confirma que estamos haciendo las cosas bien”.

 

Unos 140 estudiantes, de 40 pueblos de la Isla, asisten a la academia del estelar jugador de las Mayores. Algunos de ellos acuden gracias a becas otorgadas por otros grandes jugadores, como el receptor de los Cardenales, Yadier Molina.

 

“Durante el tiempo en que estoy en los Estados Unidos también trabajo para la Academia. Trato de demostrar por allá lo que se está haciendo en Puerto Rico. Para mí éste es un trabajo de todos los días”, dijo el bateador ambidextro quien hace unos días no pudo ocultar la gran satisfacción que le creó recibir la visita de unos 18 ex alumnos, entre ellos dos futuros Grandes Ligas.

 

Jan Hernández y Joseph Monge fueron seleccionados en el pasado Sorteo de Novatos de las Grandes Ligas. Hernández fue firmado por los Filis de Filadelfia y Monge por los Medias Rojas de Boston. Ambos son producto de su academia.

 

Beltrán no es de los que simplemente deja en manos de otros el funcionamiento total de la institución que preside.

 

El contacto directo con los jóvenes que llegan a su academia en busca una mejor educación y de afinar sus destrezas en el terreno de juego, es una parte muy importante para él y su grupo de trabajo.

 

“Me gusta verificar personalmente el área académica. Siempre hay alguno que se descarrila y pues hay que halarlo para la oficina.”, comentó sonriendo. “Ellos llegan aquí pensando que esto es una fábrica de peloteros, pero ofrecemos primero lo académico y luego lo deportivo. Que entiendan que el béisbol es una herramienta para hacerse de una profesión”.

 

La Carlos Beltrán Baseball Academy tuvo promedio perfecto en el 2013. El total de 44 estudiantes graduandos recibieron ofertas de estudio. Treinta y siete de estos en los Estados Unidos y el resto a nivel local. Hernández y Monge son sus primeros jugadores en organizaciones de las Mayores.

 

“Aquí hay mucha cosas las que las hago con paciencia porque al final del día hay que entender que son jóvenes. Además, son 140 muchachos, todos varones, ¡imagínate!. Aquí nos enfocamos en la disciplina y muchos de ellos me ven como una figura. Pero soy bien accesible a ellos y siempre estoy en la mejor disposición de ayudar. Muchos llegan con la mentalidad del béisbol, pero primero fomentamos el estudio y luego que vean al deporte como medio de hacerse de una profesión”, aseguró.

 

Beltrán, que debutó en el 1998 con los Reales de Kansas City, lleva 15 años en las Mayores en donde ha militado además con los Astros de Houston (2004), los Mets de Nueva York (2005-2011) y los Cardenales, equipo con el que viene de disputar la Serie Mundial.

 

Su academia también será un elemento importante el día en que se decida dar por concluida su exitosa travesía en las Grandes Ligas.

 

“El día en que eso suceda. Estamos aquí. ¡Esto es lo que hay!”, exclamó con entusiasmo.

 

“Ahora mismo estoy viviendo un buen momento porque estoy (en los Yanquis) en un lugar en donde siempre he querido estar. El día que eso llegue (el retiro), pues por lo menos puedo decir que mi carrera la utilicé al máximo para llegar éste punto”, concluyó.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s