El Colecionista de años

THOMAS JIMMY ROSARIO FLORES (2)
Thomas Jimmy Rosario Flores

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez DVPR

Uno podría esperar que a una vida de setenta años dedicada al comercio y al arte de la fotografía, una institución como la Legislatura Municipal se expresara con  una felicitación de admiración y alegría por llegar a esa colección de años, cuando la persona está activa y con planes para el futuro.

Pero en un acta de 1947 ya fue reconocida la presencia de mi padre en este pueblo, cuando a sus diecinueve años, se le aprobó un pago de $75.00 por unos servicios de unas fotos que tomó de obras municipales del Alcalde Angel Sandín Martínez.

En otra acta, del 13 de julio de 1995, esta Legislatura Municipal, entonces Asamblea Municipal, tomó nota de su vida de provecho, de haber sido un ciudadano ejemplar, buen esposo y buen padre, de los  reconocimientos que le habían hecho hasta ese momento, de sus múltiples ocupaciones y de su obra, para declararlo hijo adoptivo de Vega Baja.

Mi padre, Thomas Rosario Flores, ha sido felicitado de nuevo por la Legislatura Municipal como un ejemplo de coleccionista en el mes en que se reconoce ese pasatiempo. Ciertamente tiene muchos años de vida y los ha ido sumando en una colección ejemplar para todos, pero a su paso, ha ocupado su conciencia histórica al agrupar ejemplares de una misma especie o género, para al fin poder tener una diversidad educativa y aleccionadora de lo que ha sido el pasado.

Comenzó, según recuerda, por una colección de mariposas, que era un pasatiempo común en su época, pero que ya no se practica, por las consecuencias al medio ambiente. Luego le siguió una afición por las estampillas. Hoy día tiene cámaras, artículos, materiales y objetos de fotografía, lo cual abarca más de un siglo, monedas, estampillas, sobres cubiertas del primer día de emisión, periódicos de Vega Baja, libros, objetos históricos, revistas, publicaciones y muchas cosas más.

Pero el es un coleccionista especial. Su primera cualidad es la de coleccionista de rescate. Siempre me ha sorprendido su tenacidad en no salir de ciertos objetos irreproducibles, como el pedazo de madera donde en un aro de hierro el insigne puertorriqueño José Gualberto Padilla amarraba a su caballo Caramelo, regalo del que demolió la casa de Padilla, quien lo tenía para que la puerta de su casa no se le cerrara con el viento.

Su segunda cualidad es que no es codicioso. Su colección de retratos de Vega Baja, los que ha tomado él personalmente y otros que ha reproducido,  los ha compartido con el pueblo en exposiciones, almanaques, publicaciones y aun lo hace, por medio de El Diario Vegabajeño de Puerto Rico, que es también su creación y que ya desde el primero de junio inició su camino al octavo año de publicación continua.

Una tercera característica es su sentido permanente del valor de la historia. Siempre habla de las próximas generaciones como la meta de lo que guarda y conserva. No colecciona, pues, para él, sino para los demás. Y los demás son los que ahora no están con nosotros, pero que tienen derecho a saber el qué y el  cómo de las cosas que hace el ser humano.

Aunque es comerciante y por cierto, exitoso, nunca lo he visto dentro del coleccionismo en el marco de la avaricia o de la ostentación ni para presumir poder. Una cosa es los servicios que presta y los objetos que vende en su negocio y otras cosas lo que compra para conservar hasta que caiga en manos productivas o protectoras. Lo he visto pagar de su dinero  documentos  y objetos importantes que luego ha dirigido a entidades culturales o conservadoras como el Archivo General de Puerto Rico o el Instituto de Cultura Puertorriqueña.

Como coleccionista de la historia, ha contribuído con su arte a preservar la memoria vegabajeña. Para él, cada foto es un pedazo de nuestra historia. Por eso guarda, en su más grande colección de imágenes vegabajeñas, negativos, retratos, transparencias e imágenes electrónicas de los eventos, lugares y personas de los últimos setenta años en que ha estado detrás de una cámara. De aquellas que usaba con un manto rojo y que la imágen se veía invertida a como realmente estaba. De las otras de negativos grandes, gigantes o minúsculos o de una bombilla por cada toma, la de la iluminación con bombillas múltiples.

La mitad del tiempo lo usaba para retratar, la otra mitad, para hacer los retratos en un laboratorio oscuro, con químicas de distintas clases.

La colección de retratos la hizo con el patrocinio de los vegabajeños, pero hoy día su obra es conocida en distintas partes del mundo, porque hizo trabajos en 1949 de los indios americanos que se ha vendido en Colorado y North Dakota, una fotografía de Luis Muñoz Marín junto al Presidente Paul Magloire que hace poco compró el embajador de Haití en las naciones Unidas, una colección de informaciones del Festival Mar y Sol, que se ha vendido en Europa y todo Estados Unidos. A la derecha de la entrada de la  Casa Alcaldía de Guaynabo, hay nueve reproducciones que hace algunos años hizo para ese Municipio. Hasta la foto de las tabacaleras que se exhibe en el primer piso del Edificio Rafael Cano, fue tomada por él en 1950 desde donde mismo está la Legislatura Municipal hoy día.

Probablemente en unos años haya personas que coleccione sus fotos originales como se hace con  pinturas o esculturas porque él marcó, con su presencia en la vida de este planeta, toda una colección de vida. Antes y después de él hubo fotógrafos en nuestra ciudad, algunos de los cuales fueron sus maestros en sus primeros pasos y otros surgieron de su taller. Pero realmente el ha puesto la imágen en el período en que ha vivido y es difícil hablar o escribir la historia de su época y de las anteriores sin que se acompañe una fotografía que el reprodujo, restauró, coloreó o tomó personalmente.

Celebrar a los coleccionistas es un gesto sensible, oportuno y diferente. Es sensato promoverlo y para los que han intervenido en este acto, vaya nuestra más grande agradecimiento y reconocimiento.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s